August 31, 2010

Fiebre por Arbovirus en Sudamérica

Forshey BM and NMRCD Febrile Surveillance Working Group. Arboviral etiologies of acute febrile illnesses in Western South America, 2000-2007. PLoS Negl Trop Dis. 2010 Aug 10;4(8):e787.

Este es un interesante estudio realizado en 20.880 pacientes de cuatro países, y de los cuales 350 procedían de Guayaquil. El estudio incluyó a pacientes de 5 años de edad o mayores que se presentan en las clínicas u hospitales ambulatorios con infección aguda, enfermedad indiferenciada, fiebre (mayor o igual a 38° C) durante 7 días de duración o menos,  junto con uno o más de los siguientes síntomas: dolor de cabeza, dolor muscular, dolor ocular y/o dolor en las articulaciones, fatiga generalizada, tos, náuseas, vómito, dolor de garganta, rinorrea, dificultad para respirar, diarrea, ictericia, mareos, desorientación, rigidez en el cuello, o sangrado. Los niños menores de cinco años de edad se incluyeron si presentaban manifestaciones hemorrágicas, indicativo de fiebre hemorrágica del dengue, incluyendo epistaxis, derrame pleural, menos de 100.000 plaquetas/mL, petequias, sangre en heces o vómito.

Los resultados son interesantes ya que el 31% (109/451) de los pacientes de Guayaquil fueron positivos para Arbovirus, de ellos, 55 fueron casos confirmados por RT-PCR y 27 presuntivos con IgM elevados para Flavivirus (82/109). De  ellos para 24 fueron confirmados para Dengue virus tipo 3 (24/109) y, 27 fueron confirmados y presuntivos para otro tipo de virus (27/109).

Desde luego, salta a la vista un sesgo por la procedencia de las muestras, ya que fueron tomadas exclusivamente en Guayaquil, que es una zona endémica de dengue. Sin embargo, existen varios datos importantes que nos pueden ayudar a inferir ciertas conclusiones a priori, en lo que a Ecuador respecta desde luego (mi país de origen):
  1. Existe claramente un sub-diagnóstico de la patología viral en nuestro país. Los flavivirus como el Dengue existen de forma endémica, al menos en tres diferentes genotipos distintos. Sería interesante ampliar este estudio en busca de una prevalencia más real. 
  2. Teniendo en cuenta la presencia endémica de Arbovirus y la posibilidad existente de epidemias, la vigilancia de enfermedades es un componente integral de la planificación de la salud pública, control de enfermedades y en el análisis de posibles estrategias de intervención. 
  3. Este estudio pone de relieve la necesidad de contar con estudios de laboratorio específicos para vigilancia febril, incluyendo el diagnóstico molecular de ciertos  virus. Desde luego, otros agentes patógenos adicionales a los estudiados deben también ser considerados.

Forshey BM and NMRCD Febrile Surveillance Working Group. Arboviral etiologies of acute febrile illnesses in Western South America, 2000-2007. PLoS Negl Trop Dis. 2010 Aug 10;4(8):e787.

Resumen
Antecedentes: los virus transmitidos por artrópodos (Arbovirus) están entre los agentes más comunes de enfermedad febril en todo el mundo humano y son los patógenos emergentes más importantes, causando múltiples epidemias en las últimas décadas. A pesar de su importancia en la salud pública, poco se sabe acerca de su distribución geográfica, impacto y factores de riesgo en muchas regiones del mundo. Los objetivos fueron: describir los arbovirus relacionados con la enfermedad aguda febril indiferenciada en las clínicas participantes en cuatro países de América del Sur y, proporcionar un análisis detallado epidemiológicas de la infección por arbovirus en Iquitos, Perú, donde se llevó a cabo un control más amplio.
Resultados: Un sistema de vigilancia sindrómica clínica se llevó a cabo en 13 localidades en Ecuador, Perú, Bolivia y Paraguay. Las muestras de suero y la información demográfica de los participantes se obtuvieron de informes de las clínicas y hospitales locales. Los sueros de  pacientes en fase aguda se analizaron por inmunofluorescencia o RT-PCR, mientras en la fase de convalecencia los mismos sueros fueron analizados por ELISA, para IgM específicos. El estudio se realizó entre mayo de 2000 y diciembre de 2007; 20.880 participantes fueron incluidos en el estudio, con evidencia de infección reciente por arbovirus se detectaron 6.793 (32,5%). El dengue (Flavivirus) fue la infección más común, con un total de 26% de los episodios febriles, DENV-3 fue el serotipo más común. Los Alphavirus (encefalitis equina venezolana,VEEV), Mayaro (MAYV), Ortobunyavirus (Oropouche virus, OROV), el Grupo C y el virus de Guaroa fueron observados en el 3% de los episodios febriles. En Iquitos, factores de riesgo de infección,  VEEV y MAYV, incluye hombres de una zona rural. En cambio, la infección OROV fue similar entre sexos y la localidad (rural y urbana).
Conclusión: Estos datos proporcionan una mejor comprensión de la distribución geográfica de los arbovirus en América del Sur y poner de relieve la diversidad de patógenos en circulación.
 Abstract
BACKGROUND: Arthropod-borne viruses (arboviruses) are among the most common agents of human febrile illness worldwide and the most important emerging pathogens, causing multiple notable epidemics of human disease over recent decades. Despite the public health relevance, little is know about the geographic distribution, relative impact, and risk factors for arbovirus infection in many regions of the world. Our objectives were to describe the arboviruses associated with acute undifferentiated febrile illness in participating clinics in four countries in South America and to provide detailed epidemiological analysis of arbovirus infection in Iquitos, Peru, where more extensive monitoring was conducted.
METHODOLOGY/FINDINGS: A clinic-based syndromic surveillance system was implemented in 13 locations in Ecuador, Peru, Bolivia, and Paraguay. Serum samples and demographic information were collected from febrile participants reporting to local health clinics or hospitals. Acute-phase sera were tested for viral infection by immunofluorescence assay or RT-PCR, while acute- and convalescent-phase sera were tested for pathogen-specific IgM by ELISA. Between May 2000 and December 2007, 20,880 participants were included in the study, with evidence for recent arbovirus infection detected for 6,793 (32.5%). Dengue viruses (Flavivirus) were the most common arbovirus infections, totaling 26.0% of febrile episodes, with DENV-3 as the most common serotype. Alphavirus (Venezuelan equine encephalitis virus [VEEV] and Mayaro virus [MAYV]) and Orthobunyavirus (Oropouche virus [OROV], Group C viruses, and Guaroa virus) infections were both observed in approximately 3% of febrile episodes. In Iquitos, risk factors for VEEV and MAYV infection included being male and reporting to a rural (vs urban) clinic. In contrast, OROV infection was similar between sexes and type of clinic.
CONCLUSIONS/SIGNIFICANCE: Our data provide a better understanding of the geographic range of arboviruses in South America and highlight the diversity of pathogens in circulation. These arboviruses are currently significant causes of human illness in endemic regions but also have potential for further expansion. Our data provide a basis for analyzing changes in their ecology and epidemiology.

August 17, 2010

Snake bite envenomation in Ecuador

De acuerdo a un reciente estudio epidemiológico, las mordeduras de serpientes son más frecuentes en la costa ecuatoriana en especial en los meses de marzo, abril y mayo, que coinciden con la temporada lluviosa en la región costera del Ecuador.

A pesar de su llamativa importancia tan sólo se produce al año un promedio de entre 1414 a 1472 casos en todo nuestro país, de los cuales 824 (56%) se producen en la costa cada año. Esta cifra promedio ha sido constante en los últimos 10 años. Esto significa que este es un problema permanente aunque no significativamente alto en nuestro país.

Otro hallazgo importante es que menos del 1% de los pacientes mordidos por serpientes mueren, esto gracias a la administración oportuna de sueros antiofídicos procedentes de los países vecinos en su mayoría y, al manejo adecuado de estos pacientes. Además, la sociedad urbanizada día a día desplaza a estos animales a lugares más recónditos y, amenaza con su supervivencia.

El estudio fue publicado en la Revista “Transacciones de la Real Sociedad de Medicina Tropical e Higiene” de Inglaterra. Puede utilizar el siguiente enlace para localizar el artículo: Snake bite envenomation in Ecuador, Transactions of the Royal Society of Tropical Medicine and Hygiene. 104 (2010): 588-591
Resumen del artículo: El objetivo de este estudio fue evaluar la prevalencia de las mordeduras de serpiente en Ecuador e identificar las dificultades en la gestión de salud en los establecimientos de salud en el país. Este estudio está basado en las estadísticas nacionales con datos del INEC y del MSP, se estimó la prevalencia y la mortalidad debidas a este problema. Durante el período 1998-2007, la incidencia media anual y la mortalidad fueron respectivamente de 11 y 0,5 por 100.000 habitantes. La población en situación de riesgo estuvo representada principalmente por varones de entre 10 y 54 años. La mayor incidencia se presentó durante la estación lluviosa y durante el período cíclico de El Niño. La mayoría de las mordeduras de serpientes se produjeron en la Costa (56%), en comparación con la zona amazónica (11%) y la Sierra (33%). Esta variación geográfica en la incidencia puede reflejar la distribución de las serpientes venenosas en función de las densidades de población humana y sus actividades. Este estudio preliminar sobre la prevalencia se mostró estable durante el período de tiempo estudiado, pero fue heterogéneo en las tres regiones geográficas del Ecuador. La incidencia y la mortalidad fueron mayores en las regiones húmedas de tierras bajas donde las especies Bothrops son abundantes.
Snake bite envenomation in Ecuador, Transactions of the Royal Society of Tropical Medicine and Hygiene. 104 (2010): 588-591
Abstract: The aim of this study was to evaluate the burden of snake bite in Ecuador and to identify the difficulties of snake bite management in Ecuadorian health facilities. A survey based on national health statistics was carried out in Ecuador to estimate the overall incidence and mortality due to snake bites. During the period 1998–2007, the average annual incidence and mortality was respectively 11 and 0.5 per 100 000 inhabitants. The at-risk population was represented mainly by males aged 10–54 years. Snake bite incidence increased during the rainy season and El Niño. According to one data source, the majority of snake bites occurred in the coastal region (56%) compared with the Amazonian rainforest (11%) and the highlands (33%). This geographical variation in snake bite incidence may reflect the distribution of venomous snakes and human population densities and activities. This preliminary national survey on the incidence of the envenomings due to snake bite in Ecuador showed a stable incidence over the time period studied but was heterogeneous in the three geographical regions of Ecuador. The incidence and mortality were higher in the lowland humid regions where Bothrops species are abundant.

August 13, 2010

Acute pesticide poisoning in Ecuador: a short epidemiological report

A few days ago, a very interesting paper was published online by our research team, about the epidemiology of poisoning by pesticides in Ecuador in the last 10 years.


Fabricio González-Andrade, Ramiro López-Pulles and Edmundo Estévez (2010) Acute pesticide poisoning in Ecuador: a short epidemiological report. Journal of Public Health  DOI: 0.1007/s10389-010-0333-y
Abstract
Aim: The aim of this paper is to analyze the epidemiological pattern, the occupational background and the public health problems of acute pesticide poisoning in Ecuador. This is the first report of its kind.
Subjects and methods:  This was an observational and retrospective study performed with data from 2001 to 2007 from the National Register of Hospital Admissions/Discharges from the Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, and also with data from the Ministry of Public Health. Ecuador does not have an official public medical poisoning registry or disease-specific registries.
Results:  The complete register reported 44,931 cases of poisoning with an average of 6,418 cases per year and a global progressive increase of 2,123 cases in the entire period. It reported 14,145 cases of pesticide poisoning. Of these, 10,100 cases were due to the effects of the insecticides organophospate and carbamate. The number of cases by gender was 7,102 (50.21%) males and 7,043 (49.79%) females. The major age group affected was adolescents and young adults.
Conclusion: In Ecuador, pesticide poisoning occurs in individuals of both sexes who are between 15 to 25 years old and work in adverse conditions as agricultural farmers. The poisoning especially occurs in flower and banana plantation workers throughout the country. Seventy-one percent of the cases are due to organophosphate and carbamate poisonings, which cause death in 4% of the cases; 57% die in the first 48 h, possibly because of the acute action of AChE inhibitors. The long-term effects of pesticides are still unclear and need further research.
Keywords:  Ecuador - Poisoning - Epidemiology - Occupational disease - Exposure
Hace pocos días se publicó online un artículo de nuestro equipo de investigación muy interesante sobre la epidemiología de las intoxicaciones por pesticidas en Ecuador en los últimos 10 años.

Fabricio González-Andrade, Ramiro López-Pulles and Edmundo Estévez (2010) Acute pesticide poisoning in Ecuador: a short epidemiological report. Journal of Public Health  DOI: 0.1007/s10389-010-0333-y

Resumen
Objetivo: El objetivo de este trabajo fue analizar el patrón epidemiológico y los problemas de salud pública en los casos de intoxicación aguda por plaguicidas en Ecuador. Este es el primer informe de este tipo.
Sujetos y método: Se realizó un estudio observacional y retrospectivo analizando los datos de entre el 2001 al 2007, del Registro Nacional de las Admisiones del  el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, y también datos del Ministerio de Salud Pública. Ecuador no tiene un registro público oficial de intoxicaciones ni tampoco registros específicos de enfermedades.
Resultados: El registro completo reportó 44.931 casos de intoxicación, con un promedio de 6.418 casos por año y un aumento global progresivo de 2.123 casos en todo el período. Se informó de 14.145 casos de intoxicación por plaguicidas. De éstos, 10.100 casos fueron debidos a los efectos de insecticidas órgano-fosforados y carbamatos. El número de casos por sexo fue 7.102 (50,21%) hombres y 7.043 (49,79%) mujeres. El grupo de edad más afectado fue el de  adolescentes y adultos jóvenes.
Conclusión: En Ecuador, el envenenamiento por plaguicidas ocurre en individuos de ambos sexos que tienen entre 15 y 25 años de edad y trabaja en condiciones adversas como lo son los agricultores agrícolas. El envenenamiento se produce sobre todo en plantaciones de flores  y plantaciones bananeras en todo el país. Setenta y uno por ciento de los casos se deben a intoxicaciones por organofosforados y carbamatos, que provocan la muerte en el 4% de los casos y, de ellos el  57% mueren en las primeras 48 horas, posiblemente debido a la acción de los inhibidores de la AChE. Los efectos a largo plazo de los plaguicidas son todavía poco claros y necesitan más investigación en el futuro en este tema.

Assessment of Genetic Contributions to Risk of Preeclampsia in Ecuadorian Women

Un nuevo artículo de nuestro equipo de investigación ha sido publicado en el Journal Hypertension in Pregnancy.

Ramiro López-Pulles et al. (2010) Assessment of Genetic Contributions to Risk of Preeclampsia in Ecuadorian Women. Hipertension in Pregnancy. Posted online on August 11, 2010. (doi:10.3109/10641950903572258)

Aim: To identify the immunogenetic factors that trigger the beginning of preeclampsia and eclampsia.
Methods: A retrospective, case-control study of 142 pregnant women in Obstetrics and Gynecological Hospital Isidro Ayora in Quito, who are grouped into two different groups, diseased and healthy. The study analyzed ethnicity, age, gynecological history, contraception, immunizations, blood type and Rh factor, and family history of preeclampsia-eclampsia of each of the pregnant women; and gestational age, sex, weight, and blood type and Rh factor of the progeny.
Results: Age, ethnicity, history of pregnancy, abortions, contraception, and blood type and Rh factor were similar for both groups (p > 0.05). Gestational age and weight of the progeny was lower in cases compared with controls (p < 0.05). There was no statistical difference when comparing the blood type and Rh factor of the two groups (p > 0.05). Male gender was predominant in both groups for cases 69.01 and 87.32% for controls (p < 0.05). 
Conclusions: There was a higher predisposition for inherited cases (26%) versus controls (9.85%), p < 0.05, for the occurrence of preeclampsia. The frequency of the recessive gene for Mendelian inheritance model mother-fetus homozygous (aa/aa), in agreement with the Hardy-Weinberg Law, was 0.41 for the sample. 

Objetivo: Identificar los factores inmunogenéticos que desencadenan el inicio de la preeclampsia y eclampsia. 
Métodos: este es un estudio retrospectivo, de casos y controles en 142 mujeres embarazadas atendidas en el servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Isidro Ayora en Quito. El estudio analizó el origen étnico, edad, antecedentes ginecológicos, anticoncepción, vacunas, grupo sanguíneo y factor Rh, la historia familiar de preeclampsia-eclampsia de cada una de las mujeres embarazadas, la edad gestacional, sexo, peso y tipo de sangre y factor Rh de la progenie. 
Resultados: Fueron similares para ambos grupos (p> 0,05) en relación a edad, etnia, antecedentes de embarazo, abortos, anticoncepción, grupo sanguíneo y factor Rh. La edad gestacional y el peso de la progenie fue menor en los casos en comparación con los controles (p <0,05). No hubo diferencia estadística al comparar el grupo sanguíneo y factor Rh de los dos grupos (p> 0,05). El sexo masculino predominó en ambos grupos de casos, con 69,01% en los casos y 87,32% para los controles (p <0,05).
Conclusiones: Existe una mayor predisposición para los casos heredados (26%) frente a los controles (9,85%), p <0,05, para la aparición de preeclampsia. La frecuencia del gen recesivo para el modelo de herencia mendeliana madre-feto homocigotos (aa / aa), de acuerdo con la Ley de Hardy-Weinberg, fue de 0,41 para la muestra analizada.