Pages

August 31, 2010

Fiebre por Arbovirus en Sudamérica

Forshey BM and NMRCD Febrile Surveillance Working Group. Arboviral etiologies of acute febrile illnesses in Western South America, 2000-2007. PLoS Negl Trop Dis. 2010 Aug 10;4(8):e787.

Este es un interesante estudio realizado en 20.880 pacientes de cuatro países, y de los cuales 350 procedían de Guayaquil. El estudio incluyó a pacientes de 5 años de edad o mayores que se presentan en las clínicas u hospitales ambulatorios con infección aguda, enfermedad indiferenciada, fiebre (mayor o igual a 38° C) durante 7 días de duración o menos,  junto con uno o más de los siguientes síntomas: dolor de cabeza, dolor muscular, dolor ocular y/o dolor en las articulaciones, fatiga generalizada, tos, náuseas, vómito, dolor de garganta, rinorrea, dificultad para respirar, diarrea, ictericia, mareos, desorientación, rigidez en el cuello, o sangrado. Los niños menores de cinco años de edad se incluyeron si presentaban manifestaciones hemorrágicas, indicativo de fiebre hemorrágica del dengue, incluyendo epistaxis, derrame pleural, menos de 100.000 plaquetas/mL, petequias, sangre en heces o vómito.

Los resultados son interesantes ya que el 31% (109/451) de los pacientes de Guayaquil fueron positivos para Arbovirus, de ellos, 55 fueron casos confirmados por RT-PCR y 27 presuntivos con IgM elevados para Flavivirus (82/109). De  ellos para 24 fueron confirmados para Dengue virus tipo 3 (24/109) y, 27 fueron confirmados y presuntivos para otro tipo de virus (27/109).

Desde luego, salta a la vista un sesgo por la procedencia de las muestras, ya que fueron tomadas exclusivamente en Guayaquil, que es una zona endémica de dengue. Sin embargo, existen varios datos importantes que nos pueden ayudar a inferir ciertas conclusiones a priori, en lo que a Ecuador respecta desde luego (mi país de origen):
  1. Existe claramente un sub-diagnóstico de la patología viral en nuestro país. Los flavivirus como el Dengue existen de forma endémica, al menos en tres diferentes genotipos distintos. Sería interesante ampliar este estudio en busca de una prevalencia más real. 
  2. Teniendo en cuenta la presencia endémica de Arbovirus y la posibilidad existente de epidemias, la vigilancia de enfermedades es un componente integral de la planificación de la salud pública, control de enfermedades y en el análisis de posibles estrategias de intervención. 
  3. Este estudio pone de relieve la necesidad de contar con estudios de laboratorio específicos para vigilancia febril, incluyendo el diagnóstico molecular de ciertos  virus. Desde luego, otros agentes patógenos adicionales a los estudiados deben también ser considerados.

Forshey BM and NMRCD Febrile Surveillance Working Group. Arboviral etiologies of acute febrile illnesses in Western South America, 2000-2007. PLoS Negl Trop Dis. 2010 Aug 10;4(8):e787.

Resumen
Antecedentes: los virus transmitidos por artrópodos (Arbovirus) están entre los agentes más comunes de enfermedad febril en todo el mundo humano y son los patógenos emergentes más importantes, causando múltiples epidemias en las últimas décadas. A pesar de su importancia en la salud pública, poco se sabe acerca de su distribución geográfica, impacto y factores de riesgo en muchas regiones del mundo. Los objetivos fueron: describir los arbovirus relacionados con la enfermedad aguda febril indiferenciada en las clínicas participantes en cuatro países de América del Sur y, proporcionar un análisis detallado epidemiológicas de la infección por arbovirus en Iquitos, Perú, donde se llevó a cabo un control más amplio.
Resultados: Un sistema de vigilancia sindrómica clínica se llevó a cabo en 13 localidades en Ecuador, Perú, Bolivia y Paraguay. Las muestras de suero y la información demográfica de los participantes se obtuvieron de informes de las clínicas y hospitales locales. Los sueros de  pacientes en fase aguda se analizaron por inmunofluorescencia o RT-PCR, mientras en la fase de convalecencia los mismos sueros fueron analizados por ELISA, para IgM específicos. El estudio se realizó entre mayo de 2000 y diciembre de 2007; 20.880 participantes fueron incluidos en el estudio, con evidencia de infección reciente por arbovirus se detectaron 6.793 (32,5%). El dengue (Flavivirus) fue la infección más común, con un total de 26% de los episodios febriles, DENV-3 fue el serotipo más común. Los Alphavirus (encefalitis equina venezolana,VEEV), Mayaro (MAYV), Ortobunyavirus (Oropouche virus, OROV), el Grupo C y el virus de Guaroa fueron observados en el 3% de los episodios febriles. En Iquitos, factores de riesgo de infección,  VEEV y MAYV, incluye hombres de una zona rural. En cambio, la infección OROV fue similar entre sexos y la localidad (rural y urbana).
Conclusión: Estos datos proporcionan una mejor comprensión de la distribución geográfica de los arbovirus en América del Sur y poner de relieve la diversidad de patógenos en circulación.
 Abstract
BACKGROUND: Arthropod-borne viruses (arboviruses) are among the most common agents of human febrile illness worldwide and the most important emerging pathogens, causing multiple notable epidemics of human disease over recent decades. Despite the public health relevance, little is know about the geographic distribution, relative impact, and risk factors for arbovirus infection in many regions of the world. Our objectives were to describe the arboviruses associated with acute undifferentiated febrile illness in participating clinics in four countries in South America and to provide detailed epidemiological analysis of arbovirus infection in Iquitos, Peru, where more extensive monitoring was conducted.
METHODOLOGY/FINDINGS: A clinic-based syndromic surveillance system was implemented in 13 locations in Ecuador, Peru, Bolivia, and Paraguay. Serum samples and demographic information were collected from febrile participants reporting to local health clinics or hospitals. Acute-phase sera were tested for viral infection by immunofluorescence assay or RT-PCR, while acute- and convalescent-phase sera were tested for pathogen-specific IgM by ELISA. Between May 2000 and December 2007, 20,880 participants were included in the study, with evidence for recent arbovirus infection detected for 6,793 (32.5%). Dengue viruses (Flavivirus) were the most common arbovirus infections, totaling 26.0% of febrile episodes, with DENV-3 as the most common serotype. Alphavirus (Venezuelan equine encephalitis virus [VEEV] and Mayaro virus [MAYV]) and Orthobunyavirus (Oropouche virus [OROV], Group C viruses, and Guaroa virus) infections were both observed in approximately 3% of febrile episodes. In Iquitos, risk factors for VEEV and MAYV infection included being male and reporting to a rural (vs urban) clinic. In contrast, OROV infection was similar between sexes and type of clinic.
CONCLUSIONS/SIGNIFICANCE: Our data provide a better understanding of the geographic range of arboviruses in South America and highlight the diversity of pathogens in circulation. These arboviruses are currently significant causes of human illness in endemic regions but also have potential for further expansion. Our data provide a basis for analyzing changes in their ecology and epidemiology.

No comments: