Pages

July 7, 2010

Evidence 2 Practice: interferon-β1a to Multiple Sclerosis


A few months ago, I was invited to write a new kind of paper called: Evidence to Practice (E2P).  This new format is aimed at finding the best evidence for the treatments of a condition, give practical guidance to clinicians, and is a disease focused format. There are many sources of evidence and many practical articles, but E2P's are unique in describing how to make the best use of the best evidence. 

We write a paper on Multiple Sclerosis treatment entitled: González-Andrade F & Alcaraz-Alvarez JL. Disease-modifying therapies in relapsing–remitting multiple sclerosis. Neuropsychiatric Disease and Treatment, July 2010 (6): 365-7. This is an Open Journal available for anyone. 


Clinical question: What is the best current disease-modifying therapy for relapsing–remitting multiple sclerosis?
Results: The evidence shows that the most effective disease-modifying therapy for delaying short- to medium-term disability progression, prevention of relapses, reducing the area and activity of lesions on magnetic resonance imaging, with the least side effects, is high-dose, high-frequency subcutaneous interferon-β1a 44 μg three times per week.

Implementation: The pitfalls in treatment of MS can be avoided by remembering the following points:
- The most effective therapy to prevent or delay the appearance of permanent neurological disability with the fewest side effects should be chosen, and treatment should not be delayed.
- Adherence to treatment should be monitored closely, and needs comprehensive patient information and education to establish long-term adherence, which is a critical determinant of long-term outcome.
- The correct approach to the disease includes disease management, symptom management, and patient management. 
- A combination of tools is necessary to ease the various symptoms, which fall into three broad categories, i.e. rehabilitation, pharmacological, and procedural.
- It is important to understand that no treatment modality should be used alone, unless it is in itself sufficient to remedy the particular symptom/problem.
 
Keywords: relapsing–remitting multiple sclerosis, interferon, disease-modifying therapy, relapse prevention

July 2, 2010

Television viewing time independently predicts all-cause and cardiovascular mortality


Mirar mucho tiempo la TV es peligroso para la salud


A propósito de la Copa Mundial de Fútbol y, el tiempo que pasamos frente al televisor, un artículo reciente publicado en el International Journal of Epidemiology, y que ha atraído una considerable atención mediática, encontró que cada hora de pasar el día sentado delante de una televisión aumenta el riesgo de muerte por enfermedad cardiaca en un siete por ciento (7%). Este estudio fue realizado por investigadores de la Unidad de Epidemiología MRC y del Departamento de Salud Pública, ambos de  la Universidad de Cambridge. Este documento es de particular importancia en los actuales momentos, en que los aficionados al deporte pasan muchas horas detrás del TV observando acontecimientos importantes, como la Copa Mundial de Futbol, en vez de participar de actividades físicas.

El comportamiento sedentario (por ejemplo, estar sentado de forma excesiva, a diferencia de la actividad física insuficiente) ha adquirido cada vez más interés como un determinante potencial de mala salud, en particular dada su alta prevalencia (por ejemplo, en USA el 55% del día se pasa sentado). Ver televisión (TV) es el comportamiento sedentario más extendido de tiempo libre entre los adultos. Muchos estudios de tipo transversal y prospectivo se están  realizando para analizar las asociaciones adversas entre el tiempo de televisión y varios factores intermedios de riesgo cardiovascular, incluyendo el síndrome metabólico y cardiovascular, biomarcadores metabólicos relacionados, la obesidad, metabolismo anormal de glucosa y diabetes tipo 2. Algunos tipos de cáncer también se han asociado con niveles excesivos tiempo de mirara TV. Estos hallazgos fueron independientes de la actividad física. 

El link al paper es:

El abstract dice:
Antecedentes: Ver televisión (TV), una conducta muy frecuente, se asocia con mayor riesgo cardiovascular independiente de la actividad física. La relación con la mortalidad, sin embargo, es relativamente desconocida.
Métodos: Se examinó en un cohorte prospectivo de base poblacional la relación entre el tiempo que se mira televisión y todas las causas de problemas cardiovasculares, así como la mortalidad por cáncer. Este estudio se denominó NORFOLK, estudio prospectivo europeo sobre cáncer y nutrición (EPIC). Se estudiaron 13.197 hombres y mujeres ([SD ( desviación estándar)]: 61,5 ± 9,0 años). Se excluyó factores en los participantes como infarto cerebral, infarto de miocardio y el cáncer al inicio del estudio. El estudio se realizó entre 1998 y 2000, y se hizo un seguimiento hasta la comprobación de muerte, hasta el año 2009 (9,5 ± 1,6 años). Se analizó el tiempo que se pasa mirando la televisión, el gasto total de energía por actividad física (PAEE), el nivel educativo, tabaquismo, consumo de alcohol, uso de medicamentos contra la hipertensión y la disminución de lípidos, antecedentes de los participantes y familiares de enfermedad, consumo total de energía; la altura y peso se midieron por procedimientos normalizados. Las tasa de riesgo para mortalidad fueron estimadas por 1-h/day aumento en la televisión. [95% intervalo de confianza (IC)]
Resultados: Cada aumento en el tiempo de 1 hora por día de ver TV se asoció con un aumento de riesgo por todas las causas (HR = 1,04, IC 95% = 1.01-1.09; 1270 muertes) y cardiovascular (HR = 1,07, IC 95% = 1.01-1.15 ; 373 muertes), pero no aumentó la mortalidad por cáncer (HR = 1,04, IC 95% = 0.98-1.10; 570 muertes). Estos halalzgos fueron independientes de género (sexo), edad, nivel de educación, tabaquismo, alcohol, medicamentos, historia de diabetes, antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares, cáncer, índice de masa corporal (IMC) y PAEE. Todos ellos fueron similares cuando se estratificó por sexo, edad, educación, índice de masa corporal y PAEE. La fracción atribuible a la población por todas las causas de mortalidad comparando el más alto tercil de TV (>3,6 horas por día) con el más bajo (<2,5 horas por día) fue del 5,4%.
Conclusiones: Estos resultados sugieren que las recomendaciones de salud pública deberían considerar recomendar una reducción del tiempo de televisión, una actividad de ocio dominantes en la sociedad moderna, además de promover la actividad física.

July 1, 2010

Microtia y altitud en Ecuador

Hace pocos días un grupo de conocidos genetistas clínicos y yo, publicamos un breve artículo que trata de correlacionar la Microtia (ausencia de pabellón auricular) con la altitud, en especial, sobre los 2,000 metros sobre el nivel del mar, donde se encuentran ubicadas la mayoría de ciudades de la Sierra ecuatoriana. Un estudio previo realizado por la red ECLAMC reportó a la Microtia como el defecto congénito más frecuente en el Ecuador, dato que aún tiene que ser confirmado en estudios prospectivos. Sin embargo, creemos que se trata de un importante problema de salud pública en nuestro país.


Este es el enlace al al artículo: High altitude and microtia in Ecuadorian patients, Journal of Neonatal-Perinatal Medicine, Volume 3, Number 2, 2010.
El abstract dice:
Objetivo: examinar la relación entre altura y microtia en el Ecuador.
Métodos: Se analizó la información epidemiológica de 1.298 casos de Microtia, reportados en la base de datos de Admisiones y Altas del INEC (Instituto Nacional de Estadística y Censos), entre 2001 hasta 2007. Este registro es nacional, dirigido y financiado por el gobierno.
Resultados: Se registraron un total de 1.298 casos de microtia de entre 34.654 casos de malformaciones congénitas descritas en los registros. La prevalencia general fue de 2.38/10.000 ingresos/egresos calculados partir de 5'462.263 entradas. El 90,22% de los casos fueron ingresados antes de los 19 años de edad, siendo el grupo de mayor prevalencia de entre 5 a 9 años de edad (31,90%). Hubo aumento progresivo de casos de 132 casos en el 2001 a 304 en el 2007. El total de casos de hombres en este estudio fueron 723 (55,70%) y los casos de mujeres fueron 575 (44,30%). Tungurahua reportó la mayor prevalencia de 18.31, seguida de Chimborazo, Azuay, Pichincha y Cotopaxi, todos ellos situados a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar. Se encontró que la prevalencia fue más alta (10,21) sobre los 2.700 metros sobre el nivel del mar seguido por 8,28 más de 2800 metros sobre el nivel del mar, ambas con una prevalencia acumulada de 8,81.
Conclusión: Existe una mayor prevalencia de microtia en pacientes que viven sobre los 2.500 metros sobre el nivel del mar. Este estudio no pudo establecer una clara relación entre microtia y etnicidad, tema que aún queda por estudiar.
Lo adicionalmente interesante de este artículo es que la revista, dedicó un comentario sobre el mismo liderado por el Profesor Michael T. Longaker de la Escuela de Medicina de Stanford (Stanford School of Medicine, Ca., USA) que en su conclusión dice:
En conclusión, los autores, refuerzan la asociación previamente observada entre la exposición gestacional a gran altitud y microtia-anotia. Además, analizan la intersección potencial entre factores genéticos y ambientales que conducen a este defecto del desarrollo, como es el origen étnico que puede, en combinación con la altitud, predisponer a esta anomalía relativamente frecuente. Los estudios epidemiológicos de este tipo proporcionan una mejor visión hacia la comprensión, prevención y tratamiento de los defectos congénitos.
Enlace al comentario invitado: Discharge prevalence estimation, high altitude and microtia in Ecuadorian patients, Journal of Neonatal-Perinatal Medicine, Volume 3, Number 2, 2010.